noticias

MONSANTO INAUGURA NUEVO INVERNADERO INTELIGENTE EN LA ESTACIÓN DE PUERTO RICO

MONSANTO INAUGURA NUEVO INVERNADERO INTELIGENTE EN LA ESTACIÓN DE PUERTO RICO

La Compañía Monsanto dio a conocer hoy la primera fase del proyecto de expansión de Monsanto Caribe al inaugurar el nuevo invernadero inteligente en la estación de Juana Díaz. Esta nueva instalación es el resultado de una inversión de $ 20 millones y el compromiso de la compañía de continuar creciendo e invirtiendo en Puerto Rico.

«Estamos muy orgullosos y satisfechos de compartir con todos nuestros amigos y colegas la cosecha de todo nuestro arduo trabajo y dedicación, nuestro nuevo invernadero inteligente en la estación de Monsanto Caribe en Juana Díaz», compartió Rosa Guerrero, líder de la estación de Monsanto Caribe durante la ceremonia de inauguración. «Esta nueva instalación nos permitirá implantar más eficiencias de la agricultura moderna en nuestros procedimientos, para ayudar a Monsanto a ofrecer mejores y más rápidas soluciones a nuestros clientes agricultores».

“Nuestro objetivo en Monsanto es proporcionar soluciones inteligentes y sostenibles para los agricultores de todo el mundo. Por eso estamos muy satisfechos con la apertura de este invernadero inteligente en Juana Díaz. Este invernadero inteligente permite que los investigadores produzcan semillas de alta calidad para nuestra cartera de investigación, mientras se utilizan menos recursos”, explicó Mike Graham, vicepresidente global de Mejoramiento de Plantas de la Compañía Monsanto.

El nuevo invernadero inteligente cuenta con tecnología de control climático para regular la temperatura y la luz, techos retractables, el riego y las aplicaciones de control de plagas. Esta tecnología recopila datos sobre el rendimiento de estas condiciones ambientales e incluso ayuda a Monsanto a crear nuevas condiciones ambientales a medida que los investigadores y el personal continúan aprendiendo de los datos que se obtienen. Ejemplos de esta tecnología incluyen sistemas de riego automatizados, sensores de luz y temperatura, control automático de temperatura y luces LED para optimizar el crecimiento de las plantas.

Sin embargo, el logro más significativo se puede encontrar en el tema de la sostenibilidad. La combinación e integración de estas tecnologías climáticas le permite a Monsanto implantar aún más de las eficiencias agrícolas modernas en sus procedimientos, para ayudarlos a ofrecer soluciones más rápidas, mejores y más sostenibles. El invernadero también ayuda a Monsanto a implementar mejor las prácticas de manejo integrado de plagas y a proteger eficazmente los cultivos contra los factores ambientales, como la luz solar excesiva, la lluvia y el estrés por la sequía.

«Estamos entusiasmados de seguir siendo parte de la comunidad de Juana Díaz y estamos comprometidos con ser el mejor lugar para trabajar en Puerto Rico», compartió Melanie C. Behlmann, directora mundial de mejoramiento de plantas y de participación comunitaria de Monsanto.

El nuevo invernadero cuenta con siete salas, que se extienden aproximadamente a través de cinco acres en los predios de Monsanto en Juana Díaz. Este es el resultado de una inversión de capital de $ 18 millones en construcción y de $ 2 millones adicionales para mejoras en la infraestructura eléctrica. Esta inversión de $ 20 millones también incluye un nuevo edificio de procesamiento de semillas que se espera esté terminado a fines de 2018.

Por su parte, el secretario del Departamento de Agricultura, Carlos Flores Ortega, quien participó de la actividad de inauguración expresó: “La industria de la producción de semillas en Puerto Rico ha demostrado una alta eficiencia y mantiene uno de los mayores retornos de inversión dentro del sector agrícola. Cabe destacar que esta industria ha demostrado estar en la delantera en la implementación de la ciencia y la tecnología sobre la Agricultura tanto en la Isla como en el mundo, por lo que felicitamos a Monsanto Caribe tras la expansión de sus instalaciones”.

«Estas nuevas instalaciones representan el compromiso de Monsanto de promover la ciencia y tecnología agrícola moderna, así como nuestro compromiso de contribuir al desarrollo económico y tecnológico de Puerto Rico», destacó Graham. «Invertir en nuestras instalaciones, nuestros empleados y nuestras comunidades ha sido clave para nuestro éxito durante los últimos 20 años. Continuaremos haciéndolo, a medida que avanzamos en nuestra meta de producción máxima de manera sostenible en todas nuestras operaciones «.