noticias

El jurado se equivocó sobre el glifosato

El jurado se equivocó sobre el glifosato

por Scott Partridge, vicepresidente de Monsanto

(originalmente publicado en Monsanto.com)

Al igual que todos los que siguieron el juicio de Dewayne Johnson v. Monsanto Co., mis colegas y yo sentimos una gran simpatía por la difícil situación del Sr. Johnson. Nuestros corazones están con la familia Johnson, y entendemos su deseo de respuestas.

El glifosato no es la respuesta. El glifosato no causa cáncer. El jurado se equivocó. Apelaremos el veredicto del jurado y continuaremos defendiendo vigorosamente el glifosato, que es una herramienta esencial para los agricultores y otros. Confiamos en que la ciencia prevalecerá en la apelación.

La opinión del jurado no cambia la ciencia. El glifosato tiene más de 40 años de historia de uso seguro. Durante esas cuatro décadas, los investigadores han llevado a cabo más de 800 estudios científicos y revisiones que demuestran que el glifosato no causa cáncer. Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y la Reunión Conjunta FAO/OMS sobre Residuos de Plaguicidas (JMPR) ambos reafirmaron recientemente que el glifosato no causa cáncer. La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) y otras autoridades reguladoras de Europa, Canadá, Japón, Australia, Corea y otros países revisan rutinariamente todos los productos plaguicidas aprobados y han reafirmado constantemente que el glifosato no causa cáncer.

En lugar de discutir la ciencia, los abogados del demandante repetidamente cruzaron la línea, distorsionaron los hechos y utilizaron reclamaciones emocionales infundadas y atroces para enardecer al jurado. Estamos profundamente preocupados por la conducta de los abogados del demandante en este caso. El juez amonestó esta conducta en varias ocasiones e instruyó al jurado a ignorar estas declaraciones. Sin embargo, nos preocupa que esta conducta haya influido indebidamente en las deliberaciones del jurado, y plantearemos este tema en nuestra apelación.

Los abogados del demandante saben que no pueden ganar en cuanto a la ciencia. Esta demanda se basa únicamente en la opinión de una organización llamada Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC, IARC, por sus siglas en inglés). El CIIC no es una autoridad reguladora y no realizó estudios independientes. El CIIC es la misma organización que determinó que la cerveza, la carne, los teléfonos celulares y el café causan cáncer. Reportajes investigativos de Reuters (aquí y aquí) y el Times of London (aquí) han descubierto que los miembros del CIIC que revisaron el glifosato ocultaron datos científicos importantes, suprimieron conclusiones de estudios clave y se alinearon estrechamente con los abogados litigantes de los Estados Unidos.

Después que se anunció la opinión del CIIC en 2015, los abogados litigantes de Estados Unidos comenzaron a publicar campañas publicitarias para reclutar personas para sus demandas contra Monsanto. No hubo demandas que culparan al glifosato por cáncer hasta después de la opinión del CIIC. Un juez federal que supervisa algunas de estas demandas declaró recientemente que la evidencia de los demandantes es “débil” y cualquier abogado se enfrenta a un “abrumadora tarea” al llevar un caso a juicio basado en la opinión del CIIC.

Nuestro siguiente paso es presentar peticiones posteriores al juicio ante el Tribunal. Siguiendo la resolución de la Corte sobre las peticiones, presentaremos nuestra apelación ante el Tribunal de Apelaciones de California, de ser necesario. Estamos completamente seguros de que la ciencia prevalecerá al final. Los herbicidas a base de glifosato son demasiado importantes para los agricultores y otros para que estos pleitos infundados no sean cuestionados.